BUSCADOR










miércoles, 10 de febrero de 2010

Las 50 mejores películas católicas: 1 a 10


 





Dirigida por Martin Scorcese: Aquí Scorsese transforma la sátira sobre el Nueva York de la Edad Gilded de la escritora Edith Wharton en una compasiva historia de amor y sacrificio. Es una película de mujeres en la que el héroe (Daniel Day-Lewis) simplemente no entiende lo que pasa; no está al nivel moral de la divorciada (Michelle Pfeiffer) de la que se enamora, y tampoco aprecia completamente la sabiduría de su esposa aparentemente inocente (Winona Ryder). La mujer, sin embargo, entiende todo y acepta (aunque nunca hablan el uno con el otro sobre el tema) ha ayudarlo a mantener sus votos matrimoniales. La apertura en la ópera, apropiadamente de Fausto, y las siguientes escenas en salones de baile se encuentran entre las más grandes piezas ensambladas que se han filmado en Hollywood, dignas de Capra o Fellini. Actualmente es poco valorada esta es una obra maestra.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.




Dirigida por Michael Curtiz: El por qué Curtiz no es más admirado sigue siendo uno de los misterios de la historia del cine. Entre sus créditos uno encuentra  Robin Hood, Four Daughters, Yankee Doodle Dandy, y Mildred Pierce. En Angels, el buen gangster Cagney, a pedido de su viejo amigo, el sacerdote Pat O'Brien, pretende ser yellow para prevenir a los Dead End Kids en contra de una vida criminal de machos. Cagney está en su mejor momento, y el juego de luces, el paso y el ritmo de la edición nos recuerdan una vez más de la grandeza del sistema de estudios de Hollywood.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.





Dirigida por Alexander Ramati: Siempre es una placer encontrar una película que trata el tema del Holocausto y que no sea hostil a la Iglesia. Filmada en Asis, la película muestra el trabajo de Padre Ruffino (Ben Cross), uno de los "Righteous Gentiles," dando alojamiento y protección a judíos italianos, y transportándolos a lugares seguros durante la ocupación Nazi. A diferencia de varios melodramas sobre la Segunda Guerra Mundial, este tiene un sonido a verdad, porque es verdad, y también tiene buenas actuaciones (James Mason es el obispo) y una dirección simple le suma valor a su autenticidad. Como una señal de la caridad de la película, Maximilian Schell interpreta a un oficial alemán que está intentando ser católico y que deliberadamente interfiere en las atrocidades del trabajo de la SS.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.





Dirigida por Louis Malle: Basada en la propia experiencia de Malle en el colegio Pere Jacques Bunel, Au Revoir cuenta la historia de varios niños judíos que son escondidos en un colegio internado católico francés durante la Segunda Guerra Mundial. Lo opuesto al sentimentalismo, no solo muestra la arrogancia de los niños, sino también lo dura y cruel que puede ser la clase social dominante. Es un empleado del colegio, un servidor de clase baja que es ridiculizado por los estudiantes con dinero, who turns informer. Consciente de las ironías que la guerra produce, la película en una escena tiene a un oficial alemán protegiendo a un judío de clase alta que está siendo acosado por la policía francesa. Pero es justamente esta honestidad y complejidad, en oposición a un escenario simplista de tipos buenos contra malos, lo que le da el empujón a la película cuando el sacerdote y los niños judíos son llevados a los campos.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.




Dirigida por Gabriel Axel: La deliciosa historia de dos solteronas danesas que contratan a una cocinera francesa (Stephane Audran). Soportando sus sospechas injustas, Audran decide premiarlas con su amor y decide prepararles, a costa suya, un suntuoso banquete. Al desarrollarse la película, nos damos cuenta que esto no es más que una celebración eucarística, consistente en numerosos sacrificios para aquellos que no merecen el premio.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.






Dirigida por Garson Kanin: Entre las grandes comedias de la década de 1930, Bachelor Mother debería ser más conocida. En ella Ginger Rogers es erróneamente asumida como la madre de un bebé abandonado, y asume este rol para poder conservar su trabajo. En uno de los guiones cómicos más atractivos escritos de la historia, David Niven, el heredero playboy de la tienda de departamentos donde Ginger trabaja, comienza sermoneando a la "caída" Ginger, solo para después asumir la paternidad del niño. Mientras promueve la responsabilidad masculina, la película también sirve como un maravilloso antídoto contra las éticas pro-aborto de los "derechos reproductivos."

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.





Dirigida por Vittorio de Sica: Tal vez la más grande de todas las películas "neo-realistas", cuenta la demasiado humana historia de una familia, particularmente del padre y su joven hijo, quien sufre por el desempleo de la post-guerra en Italia. Cuando en el primer día de su nuevo trabajo le roban su bicicleta, la bicicleta de la cual depende el trabajo, por su parte él roba otra y es atrapado. Una historia simple, pero tan conmovedora historia evoca, que incluso el más duro de corazón verá la simpatía por los otros que la Iglesia y nuestro Señor desean.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.



Blue (1992)

Dirigida por Krzysztof Kieslowski: Esta película es parte de una trilogía, siendo las otras dos White y Red. Hermosamente fotografiada y de una inteligencia suprema, cuenta la historia de una mujer (Juliette Binoche) que, tras perder a su esposo e hijo, intenta retirarse de la vida. Pero el sufrimiento y la verdad la traen de vuelta, con un mayor entendimiento, a una existencia con mayor significado.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-III -- adultos.




Ben-Hur (1959)

Dirigida por William Wyler: Mi escena favorita: Mientras Jesús le da agua al esclavisado Ben Hur (Charlton Heston), un guardia romano comienza a decir, "Quién te has imaginado que..." y viendo el rostro de Dios no puede terminar la frase.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-I -- todo espectador.



Casablanca (1942)



Dirigida por Michael Curtiz: Seamos honestos. Aunque esta es una típica película de los estudios, con actuaciones relucientes, improvisando en la marcha, es una de las películas más entretenidas que se han hecho. No es solo Bogie en su mejor actuacion, Ingrid Bergman en su más atrayente y vulnerable y Claude Rains en su más inteligente; no es solo Peter Lorre, Sidney Greenstreet, y un excelente elenco; no es solo la Segunda Guerra Mundial y "As Time Goes By." No, lo que hace que Casablanca sea una gran película es que todo lo mencionado contribuye a una historia de conversión y sacrificio, en la que el grande y cínico ego de Rick se rinde ante una causa mayor. En cualquier lista de películas, Casablanca debe ser incluida.

La Clasificación de la Conferencia Católica de EE.UU. es de A-II -- adultos y adolescentes.







Lista:



Publicar un comentario

 
Copyright © 2014 Cine para Católicos. Designed by OddThemes